República Dominicana eje de la cocaína en el Caribe

Santo Domingo. Una investigación realizada por Insight Crime, da cuenta de que los administradores del puerto multimodal Caucedo se sienten orgullosos de sus conexiones internacionales y dirigir el mayor puerto de República Dominicana, situado al este de la capital, Santo Domingo y es un trabajo arduo, debido a que tienen rutas hacia los grandes puertos de todos los continentes.

La investigación revela que no solo los empresarios internacionales, sino que también los narcotraficantes transnacionales han aprovechado las ‘’soluciones logísticas inteligentes, orientadas a todos los eslabones de la cadena de suministro’’ que ofrece Caucedo. Este año se ha producido un repunte de cocaína incautada con casi 17 toneladas en junio, 7,6 toneladas en abril en cinco incautaciones, más que lo incautado en abril de 2018 y 2019 por la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

Por su atractiva y estratégica ubicación geográfica, Caucedo es el mayor punto de incautación, los cargamentos que llegan en lanchas rápidas u barcos pesqueros, por el mar o las playas deshabitadas suelen dirigirse a Caucedo, se almacenan temporalmente para ser trasladados en buques o portacontenedores.  Los productores suramericanos lo utilizan para el lucrativo mercado de Estados Unidos y los cada vez más populares mercados europeos.

Los transportistas de las drogas desde Colombia y Venezuela están a solo 1.600 kilómetros y son dominicanos, venezolanos y colombianos, entre otras nacionalidades, que llegan a las playas vacías de las costas del país. En vuelos comerciales y privados también se incautan cantidades importantes de drogas que dirigen a Estados Unidos atravesando el Canal de la Mona hacia Puerto Rico, pero la mayor parte de la cocaína que circula por República Dominicana el destino es Europa, donde incautaron el año pasado seis toneladas de la droga.

Los narcotraficantes están utilizando métodos como tocar varios destinos de origen, tránsito y destino, así como la ocultación de la cocaína, para lo cual los narcotraficantes abren los contenedores e introducen la cocaína dentro de las cargas. También sacan la cocaína y la almacenan en contenedores alterados que están fuera del puerto y luego introducen la cocaína en el puerto con la ayuda de camioneros cómplices.

Las autoridades dominicanas admiten que las drogas logran pasar, pero esto ocurre a pesar de las fuertes medidas de seguridad y las millonarias inversiones en dólares para mejorar la seguridad del puerto y los protocolos.

Los narcotraficantes se la ingenian para adelantarse a las autoridades, son mas creativos y cada vez mas los empleados de Caucedo están vinculados con los decomisos, como en enero pasado cinco empleados fueron arrestados por los 246 kilos de cocaína ocultos en el fondo de un contenedor de cacao que iba con destino a Francia. Expertos de la policía entienden que los rayos x de Caucedo no son los equipos más modernos del mercado, no se sabe quién chequea las imágenes de los rayos x en busca de drogas, ni qué tan vulnerables son.

 Funcionarios de la DNCD y los que revisan los rayos x en Caucedo reciben unos 450 dólares al mes, pero los narcotraficantes les pagan mucho mas que el salario de un mes a los agentes corruptos. ‘’A veces te ofrecen 10 dólares por ir al baño durante tres minutos en el momento adecuado’’, dijo un funcionario a los investigadores.

Pese a los altos estándares de seguridad y el trabajo de las autoridades, la corrupción y la competencia de eficiencia de Caucedo con otros puerto como Jamaica hace que la autoridades se vean superadas por la astucia de las redes criminales, concluye la investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *