Diputados de Samaná: Médico y abogado millonarios
Diputado Ramón Anibal Olea

Samaná. Los diputados de Samaná, Ramon Aníbal Olea Mejía y Danny Guzmán Rosario presentaron por primera vez, al entrar al cargo en el año 2020, las declaraciones juradas de los bienes que componen sus patrimonios, con valores superiores a $95 millones de pesos.

Diputado PRM

El diputado del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Ramon Aníbal Olea, nació en esta ciudad, de profesión médico ginecólogo obstetra, tiene cinco hijos y está casado con Mariel Muñoz, quien es administradora de empresas.

Trabajó en el puesto de asistente en la UNAP Patria Mullix desde el 2010 hasta el 2020, así como consultas y cirugías en el Centro de Especialidades Médicas de Samaná desde el 2008 hasta septiembre del 2020.

Los bienes declarados por Olea Mejía son: un solar adquirido en el 2011 de $1,500,000 pesos; solar adquirido en el 2013 por $3 millones de pesos; un apartamento de $8 millones de pesos y un solar de $6 millones de pesos, ambos comprados en el año 2012; solar comprado en el 2019 de $2 millones de pesos; solar comprado en el 2013 por $3 millones de pesos y una Camioneta Hilux 2015, comprada en el 2017 de $1,500,000 pesos.

En cuanto a los ingresos declaró que tiene un salario de $175,474.65 pesos; $35,094 pesos mensuales de gastos de representación; $45 mil pesos de dieta mensuales y una compensación salarial de $87 mil pesos mensuales, en la Cámara de Diputados.

Asimismo, una deuda de septiembre del 2020 en el Instituto de Previsión Social del Congresista Dominicano de $3 millones de pesos y gastos personales de $253 mil pesos mensuales. No tiene cuenta bancaria ni muebles ni inversiones, según la declaración.

Diputado PLD

 Por otro lado, el  diputado de Samaná, por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danny Rafael Guzmán Rosario nació en el municipio Sánchez de esta provincia, abogado, sus hijos son cuatro y tiene vínculo de matrimonio con la contadora  Fe Esperanza De la Cruz.

Antes de entrar al cargo trabajó en la Contraloría General de la República, desde el 2018 al 2020, en el cargo de Abogado I de casos asignados; Regidor del Ayuntamiento Sánchez del 2010 al 2016 y abogado notario en la Oficina de Abogados Dr. Guzmán desde 1992 hasta agosto del 2020.

Danny Guzmán, diputado Samaná

El inventario de bienes declarados por el diputado Guzmán, tiene los siguientes: parcela comprada en el 2008 por $999,887 pesos; parcela de $3,970,727 pesos comprada en el 2017; parcela  de $2,528,464.21 comprada en el 2015; parcela de $5,406,399.52 pesos comprada en el 2019; solar de $284,484 pesos en zona residencial, comprado en el 2007; un apartamento de $6,223,340 pesos, una parcela de $136,700 pesos y otra parcela de $3,537,337.50 de pesos, comprados en el año 2006; parcela de $898,065.46 comprada en el 1996.

También una parcela de $470,321.07, comprada en el 2012; solar de $229,386.00 comprado en el 2007; parcela de $667,800 pesos adquirida en el 2006; parcela de $5,519,502.43  y otra parcela de $8,927,640.97 pesos, comprados en el año 2013; parcela de $453,165.90 comprada en el 2009; parcela de $125,000 pesos, adquirida en el año 2005 y una parcela de $2,416,229.37 comprada en el año 2010.

Además, una camioneta Ford Ranger 2012 de $800 mil pesos, una Jeepeta Cherokee 2014 de $1,200,000 pesos; una pistola de $200 mil pesos; tiene 350 reses de producción lechera por valor de $10,500,000.00, asi como declaró siete cuentas bancarias con unos $7 millones de pesos y $2,218 dólares.

Asimismo, declaró que sus ingresos son: el sueldo de $175,474.65 pesos mensuales, la dieta de $45 mil pesos, los gastos de representación recibe $35,094.93 pesos y la compensación salarial de $87 mil pesos, en la Cámara de Diputados; embolsa $7 mil pesos diarios por la venta de leche de su finca personal y la venta de animales de $1 millón anual.  

Los gastos personales suman $180 mil pesos mensuales.

Se recuerda que la Ley 311-14 que establece que la declaración jurada de patrimonio consiste en un inventario de bienes autenticados por notario público, el cual se publicará por cualquier medio, electrónico o impreso.

Los funcionarios públicos están obligados a declarar tienen que presentar, dentro de los treinta (30) días siguientes a su toma de posesión, la declaración jurada de los bienes que constituyen su patrimonio y el de la comunidad conyugal.  Cada vez que uno de estos funcionarios públicos inicie el ejercicio de un cargo, o sea reelegido para un nuevo período, presentará una declaración jurada de patrimonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *