Daniel Morel: kalós de Samaná por el mundo

Santo Domingo. Daniel Morel, encaja en lo que posiblemente ha sido la primera definición de lo bello que es aquello que “se contempla con placer, deleita a la visión y se expone  para ser admirado”.

El espigado joven, expresa que cuando escucha la palabra Samaná, siente paz y tranquilidad, porque allí tiene a su familia, parientes, recuerdos de su niñez y ha vivido los momentos más hermosos de su vida. “Es el lugar que más amo, donde quiero regresar a criar mi propia familia”.

En su niñez, en la comunidad El Limon, sólo quería estudiar y trabajar, para ayudar a sus padres a mantener la familia. No pensaba en ninguna profesión, hasta que se le presentó la oportunidad de iniciar una carrera de modelo en las grandes capitales del mundo.

Dedicado por entero al mundo de la moda, desde su inicio en junio del año dos mil dieciocho, fruto de hacer contacto y enviarle una fotografía al señor Sandro Guzmán, logrando una cita y en pocos meses, ya estaba tomando su primer avión con destino a Milán, donde debutó semi exclusivo para la casa Versace.

El modelaje profesional le ha cambiado la vida de una manera muy rápida, por lo que ha podido mejorar la vida de sus familiares, asi como viajar y conocer  lugares como Tokio, Shangai, París, Madrid, Milán, Lóndres, New York, Los Angeles, entre otras.

Se considera un afortunado, logrando hacer doce de los mejores shows del mundo, en su primera temporada y convertirse en el primer modelo masculino dominicano en caminar para las prestigiosas Dior, Louìs Vuitton, Ferragamo, Valentino, Lanvin, Fendi, Givenchy Couture, Prada, Versace,Hermes, Tommy Hilfiger. En adición a esto, ha logrado ser modelo de la campaña mundial de Ferragamo, Armani y Calvin Klein.

 Viajar, conocer nuevas personas y otros culturas, son de las cosas que le encantan de su estilo de vida, siendo lo más complicado, los castings, cuando va de un lugar a otro, como es en la semana de la moda, que puede tener más de 15 castings en un día. En lo personal, lo más difícil ha sido estar lejos de sus seres queridos.

La más alta aspiración de este modelo de piel negra al punto, es tener su propia familia y vivir en paz y tranquilidad. Mirando hacia el futuro, se ve en una posición en la pueda mantenerse ayudando a familiares y personas en condición de pobreza, llevar su carrera en la más alta esfera de la moda y abrirle las puertas a otros modelos masculinos dominicanos.

Cuando le preguntamos a Daniel qué le diría a los turistas internacionales sobre Samaná, Daniel nos expresó: “Samaná es uno de los lugares más hermosos que podría tener este mundo, con gente maravillosa y la mejor gastronomía. En muchisimas ocasiones he tenido que hablar de mi país y mucho más de mi pueblo, y con grande orgullo digo que vengo de las playas más hermosas del mundo, El Limón, les muestro fotos y los invito a descubrir un pequeño paraiso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *